viernes, 26 de abril de 2013

JORGEADA 2013

El lunes tocaba la primera prueba de larga distancia del año, la jorgeada. Con salida desde la plaza del Pilar de Zaragoza a las 24 horas de la noche,  por carretera y caminos, llegando a la Ermita de San Jorge, en Huesca.
Yo después del domingo en Epila solo quería acumular kilómetros, un entrenamiento de fondo, ver como me encontraba muscularmente tras realizar la distancia y empezar con pruebas de materiales y alimentos.
La prueba de material era, la ropa de notxe de arte y la mochila salomón advanced skin s-lab 12
La mochila al ser tipo chaleco, es muy agradable de llevar, aunque a mi me ha dejado la espalda con algunas rozadoras, por lo demás no le puedo sacar pegas. Tiene todos puntos de que sea la que me coja.
Prepare la mochila como si de una prueba de autosuficiencia se tratase, en total cinco kilos de peso que llevaría a mi espalda.
El tema alimentación tendré que ir probando cosas. Como la salida era tarde, aproveche para cenar como todos días y creo que eso fue lo que me creo una molestia en el estomago que me acompaño toda carrera.
Con la ropa estoy muy contento, ademas de bonita por su diseño, que esta causando curiosidad a la gente, es bastante confortable para correr. Cuando fuimos hablar con los fabricantes nos la vendían como ropa de alta calidad y estamos comprobando que es cierto.
Como he comentado anteriormente era una carrera de pruebas y ademas, pasarlo bien al lado de compañeros que aman y viven este deporte como yo. Llegamos  a la plaza del Pilar, algo vacía, pero poco a poco empezaron a venir mas corredores, mi sorpresa, Chema ahí estaba con su cámara de fotos de nuevo y dándonos suerte a todos.
Tomamos un café y a por la tarjeta de acreditación.












Una vez todos preparados y al sonido de las campanas del Pilar dieron la salida, parecía que no iban a ser 75 kilómetros, algunos salieron muy rápido.  Llevarían algún objetivo porque la prueba no era competitiva.
La salida hasta que se salio de Zaragoza muy incomoda, por aceras, paradas en semáforos, por el carril bici, vamos cada uno por donde mejor le venia. Ricardo, Miguel, Torito, David y yo íbamos en un mismo grupo. Esa era mi idea, ir con ellos y pasar un buen rato, como lo hicimos en la bajada del canal. Al salir de Zaragoza cada uno cogíamos nuestro ritmo, charrando y disfrutando de la noche, el aire se porto bien con nosotros, no quiso venir a la jorgeada.
Ricardo y yo nos adelantábamos un poco de los corredores del Ebro, no era nuestra intención pero poco a poco sacábamos unos metros, no sabíamos si esperar o continuar. La distancia no era mucha, decidimos esperar en el avituallamiento.
Primer avituallamiento, con un chocolate calentito y bizcochos, no estábamos muy seguros de probarlo por como nos podía sentar, pero yo quería darle algún regalo a mi cuerpo, llevo casi dos meses todo muy estricto y tampoco es bueno, así que decido que los avituallamientos los aprovechare, la dieta quedaría a un lado.

Una foto para el recuerdo y continuamos la marcha, David, Miguel y Antonio se adelantan, pero un poco mas adelante nos volvemos a juntar. Ricardo y yo vamos hablando, pero los compañeros se les ve algo serios, me da apuro preguntar, continuamos un poco juntos dirección  Zuera,  nos volvemos a ir Ricardo y yo poco a poco. Volvemos hablar, si esperar o continuar hasta Zuera, creemos que David no va bien, iba muy serio, pero no quisimos decirle nada para no agobiarlo. Nos coge Antonio y nos confirma que David va mal que continuemos.
Volvemos a reencontrarnos en Zuera y así es, David no va nada bien, molestias en tobillo y estomago, quedaba mucho y se estaba viniendo abajo, que lastima.


Salimos del pabellón de Zuera con bastante frió, parar tanto rato no nos iba a venir nada bien. A partir de aquí  Ricardo y yo cogemos un ritmo constante, bastante tramo de asfalto hasta llegar al cruce de Ontinar, allí tomamos un caldo con unas gominolas energeticas y a continuar. Íbamos bastante bien, los kilómetros nos cundían e íbamos dejando atrás a muchos de los andarines. La carrera la íbamos tomando por tramos, los objetivos eran cortos de avituallamiento a avituallamiento. Llegamos al siguiente, comimos alguna naranja, algo de dulce y a por mas kilómetros. Ya llevábamos mas de la mitad de carrera y seguíamos encontrándonos bien, parada en el siguiente avituallamiento debajo de la autopista un cafecito y kilómetro 48. A partir de aquí  empiezo a marcar un ritmo algo mas rápido  Ricardo no quería mirar el reloj pero yo sabia que lo podía llevar bien, íbamos muy cómodos corriendo, eso era buena señal. Por mi parte solo tenia la molestia de estomago pero muscularmente estaba muy bien.
Ya veíamos Almudevar, pero yo llegue a preguntarle a Ricardo que si se movía el pueblo, la recta era tan larga que parecía que no llegábamos.
Aprovechamos Almudevar para descansar un poco, comernos ese bocadillo de panceta que nos prepararon y de postre un trozo de trenza de Almudevar, menudo avituallamiento.














Kilómetro 56, nos quedaban unos 10 mas pero iban a empezar a ser los mas pesados, al salir del campo de fútbol nos volvió a pasar lo mismo, los dos pajaritos tiritando, corríamos mas por calentarnos que por llegar.
Empezaba amanecer, cogíamos a los primeros andarines, Ricardo ya me comenta que va algo tocado, yo para animarle le digo que ya lo tenemos y justo empezamos una bajada por autentico monte, para rematar. Cuando terminamos la bajada, empieza un tramo que ni tiene camino, todo hierva que con la rosada de la mañana hace que nos calemos todos los pies. Parecía que los últimos kilómetros nos iba a tocar sufrir. Volvemos a coger camino y aparece el siguiente avituallamiento, kilómetro 63. Algo no va bien, cajas enteras de conguitos y Ricardo casi no los prueba. Estoy seguro que no quería decir nada por no fastidiarme a mi, pero ya me había dicho que le volvían loco los conguitos, vamos como que lo vi en Zuera. salimos del avituallamiento y empezábamos a bajar el ritmo, una pequeña molestia que le aparece a Ricardo hace que la pierna le falle. Decidimos andar un poco para recuperar pero cada vez le iba a mas.
Llegamos al ultimo avituallamiento y de ahi ya hacia abajo. Seguimos andando un poco mas y cuando ya empezábamos a entrar en Huesca volvemos a correr, ya veíamos la Ermita. ultima subida y conseguido.


Al llegar a la Ermita un señor que había sentado en los bancos de afuera nos dijo que era el final dentro. Y nosotros haciéndonos las fotos de finisher, hasta que llego otro corredor y nos dijo que había que bajar abajo, al pabellón de Huesca.

Al final un total de 77 kilómetros en 8 horas 45 minutos.

Dar la enhorabuena a todos participantes, a los mas cercanos como Patxi, Miguel, Antonio, Marcos y Ricardo. Y en especial al amigo David, que demostró ser un autentico ultrafondista y compañero, saber retirarse no es fácil y el lo hizo por sus molestias y para que  su compañero Miguel hiciese su carrera.
                                                 cedida por     http://dsg-runing.blogspot.com.es/
                                           

6 comentarios:

  1. Enhorabuena a todos!!!!!!
    Soy el compañero de CAF que os saludo a ka vuelta a Zaragoza!!!!!
    Enhorabuena y nos vemos en proximas carreras!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena a ti también, que andando también tiene lo suyo.

      Eliminar
  2. Cada día estoy mas orgulloso de compartir entrenos y retos con vosotros, sois dosgrandes perdonas ante todo, ademas de dos ultraseries, una pena no poder disfrutar con vosotros como lo hice en la TBCI pero quedan muchas y lo que si tengo claro es que las compartire con vosotros pareja. La filosofia que teneis es muy pareja a la mia y eso hace que conectemos, el lunes y durante esa semana no quise decir nada a nadie de como estaba pero los km hicieron el resto y el resultado no fue el esperado despues del descanso, pero ya esta, ha pasado, ahora a por otra AMIGOS!!!
    FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  3. Biiiiien!!!. Muy interesante David, a por otra........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece mucho el que haya siempre personas ahí.

      Eliminar